miércoles, 1 de julio de 2009

Honduras y el "apagón" de los medios

Esta es la fulana "libertad de prensa" que defienden los autollamados "grandes medios" de nuestros países y, obviamente, el sindicato que los agrupa, esa putrefacta entidad conocida como la SIP (Sociedad Interamericana de Prensa).
 
Honduras y el "apagón" de los medios
GOLPE DE ESTADO
Martes 30 Junio 2009
 

Los habitantes de Tegucigalpa, la capital de Honduras, han estado sujetos a un vacío de información durante el desarrollo del golpe de Estado en ese pais.
 
Las señales de radio y televisión estatal, así como de otras cadenas internacionales privadas, fueron suspendidas temporalmente.
Al mismo tiempo, se denunciaron agresiones en contra de periodistas e instalaciones físicas de medios de comunicación.
"Estamos desinformados y llenos de rumores", dijo a BBC Mundo, Maritza Henriquez, quien trabaja como gerenta de la ONG Christian Aid en Tegucigalpa.
La poca información que tenían los hondureños sobre lo que ocurría el lunes en el país circulaba de boca en boca.
"Como nos han quitado hasta la luz, tratamos de ver de dónde podemos obtener información de lo que pasa. Algunas personas van y encienden sus vehículos para poder escuchar algunas noticias. El domingo no hubo energía todo el día", dijo Henriquez.

El periodista hondureño Manuel Torres señaló a BBC Mundo que hay una censura muy fuerte de los medios de comunicación.
"Si usted enciende las radioemisoras hondureñas, lo que informan es mínimo con respecto a lo que realmente está aconteciendo. Casi toda la gran prensa del país se ha dedicado a entrevistar a los nuevos funcionarios".
Y añadió: "La tendencia en los medios de comunicación ha sido tratar de imponer el criterio de que lo ocurrido el domingo no fue un golpe de Estado, sino que simplemente fue 'un cambio de gerencia'".
clic Participe: Cuéntenos lo que ocurre en Honduras

Radio, en la mira

En
su página de internet, Radio Globo Honduras denunció que un comando militar tomó por asalto las instalaciones de la radio y sacaron del aire la señal en las horas que siguieron al golpe de Estado.
 "En la actualidad, y después de negociaciones con los militares, la radio reabrió sus operaciones pero bajo una serie de condiciones que limitan la libertad de expresión en el país", subrayó el gerente propietario de la radiodifusora.
El organismo Reporteros Sin Fronteras informó que, afuera de la capital, cuatro horas después de producirse el golpe, unos 25 militares invadieron los locales de Radio Progreso, una emisora perteneciente a la Asociación Latinoamericana de Educación Radiofónica (ALER).
"Radio Progreso, ahora en el punto de mira de los militares, todavía no ha decidido cuando reanudará su programación".
Radio Globo Honduras había señalado en su cobertura que el 95% de los medios nacionales dejaron de emitir cualquier tipo de información sobre el golpe de Estado.

Sin señal


La Sociedad Interamericana de Prensa emitió un comunicado manifestando su preocupación por la crisis política y "las limitaciones a la libertad de información" en Honduras.
 Enrique Santos Calderón, presidente de la SIP, se refirió a "la suspensión temporal de las señales de radio y televisión estatal, así como de otras cadenas internacionales privadas, y varios hechos y agresiones registrados en contra de periodistas e instalaciones físicas de algunos medios de comunicación".
Según la SIP, después de consumarse la destitución del presidente de Honduras, Manuel Zelaya, y decretarse un toque de queda nocturno por 48 horas, la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (CONATEL) prohibió a empresas de canales por cable la emisión de sus señales.

"Por esta medida habrían sido afectadas la recepción de las transmisiones de CNN Español, Telesur y Cubavisión Internacional. Anteriormente se conoció que la radio y televisión estatal fue suspendida durante varias horas".
La SIP también destaca que periodistas y fotógrafos fueron "agredidos e insultados", según medios hondureños, por grupos opuestos a la destitución de Zelaya.
"En San Pedro Sula, el diario Tiempo informó que efectivos militares visitaron sus instalaciones y las de Canal 11 en esa ciudad y habrían ordenado el cese de trasmisiones con declaraciones de funcionarios del destituido gobierno de Zelaya", señaló la SIP.
Los habitantes de Tegucigalpa, la capital de Honduras, han estado sujetos a un vacío de información durante el desarrollo del golpe de Estado en ese pais.
 Las señales de radio y televisión estatal, así como de otras cadenas internacionales privadas, fueron suspendidas temporalmente.

Al mismo tiempo, se denunciaron agresiones en contra de periodistas e instalaciones físicas de medios de comunicación.
"Estamos desinformados y llenos de rumores", dijo a BBC Mundo, Maritza Henriquez, quien trabaja como gerenta de la ONG Christian Aid en Tegucigalpa.
La poca información que tenían los hondureños sobre lo que ocurría el lunes en el país circulaba de boca en boca.
"Como nos han quitado hasta la luz, tratamos de ver de dónde podemos obtener información de lo que pasa. Algunas personas van y encienden sus vehículos para poder escuchar algunas noticias. El domingo no hubo energía todo el día", dijo Henriquez.
El periodista hondureño Manuel Torres señaló a BBC Mundo que hay una censura muy fuerte de los medios de comunicación.
"Si usted enciende las radioemisoras hondureñas, lo que informan es mínimo con respecto a lo que realmente está aconteciendo. Casi toda la gran prensa del país se ha dedicado a entrevistar a los nuevos funcionarios".
Y añadió: "La tendencia en los medios de comunicación ha sido tratar de imponer el criterio de que lo ocurrido el domingo no fue un golpe de Estado, sino que simplemente fue 'un cambio de gerencia'".
clic Participe: Cuéntenos lo que ocurre en Honduras
--

Batallon 715.
"Luis Beltran, Prieto Figueroa".
www.psuvbatallon715.blogspot.com
La Urbina.
Petare.