lunes, 22 de septiembre de 2008

Fwd: NOTA 88: CAMPAÑA CON JORNADAS DE TRABAJO

SALUD: Fumigación en La Lucha

 

JESSE CHACON REALIZA SU CAMPAÑA CON JORNADAS DE TRABAJO

 

  • El candidato psuvista no va a esperar ganar el 23 de noviembre para comenzar a aplicar su programa de gestión en el municipio Sucre.
  • Durante cuatro horas y en compañía del ministro del Poder Popular para la Salud, recorrió el barrio  para fumigarlo.
  • Hasta los vecinos que le adversaban, le abrieron las puertas de sus casas para que cumpliera el operativo.

 

(Comando de Campaña. 23 septiembre 08).- Jesse Chacón alega que no va a esperar ganar las elecciones del 23 de noviembre para comenzar a aplicar parte del programa de gestión que ha diseñado para el sector salud en el municipio Sucre. Cuando le preguntamos del por qué de esta acción, argumenta que es un tema que no puede esperar el desarrollo y fin de una campaña y todo lo que se pueda hacer desde ahora para brindar mejor calidad de vida a los habitantes del municipio es fundamental.

"las campañas de vacunación, las atenciones médicas primarias, el programa de prevención, los planes de fumigación y abatización los estamos articulando de inmediato, porque a las enfermedades no se les puede permitir que se tomen su tiempo".

Con esta premisa, el hoy candidato por el Psuv a la alcaldía  de Sucre, cada fin de semana lleva adelante jornadas especiales de salud que desarrolla en simultánea en las cinco parroquias que conforman este escenario mirandino, donde más del 60% de la población es de ingreso económico modesto.

"Sucre – dice – tiene dos realidades, dos caras de un misma moneda donde confluyen un norte con alto poder adquisitivo y un sur que se combina con la pobreza; pero los dos tienen las mismas necesidades estructurales que se pasan por el transporte, la vialidad, el agua, el tratamiento de los desechos sólidos, la seguridad y la salud, principalmente".

En salud, el tema del día es el Aedes aegypti; un mosquito de 5 milímetros, que transmite una grave enfermedad viral conocida como "la fiebre del dengue" y que afecta por igual a cualquier persona. Combatirlo, no es un asunto de política o campañas, sino una necesidad de salud en colectivo. Su proliferación es preocupante en este municipio y es por ello, que el candidato bolivariano coordinó con el ministerio del Poder Popular para la Salud que dirige Jesús Mantilla, para realizar sendos procedimientos de fumigación y abatización en diferentes zonas.

Esta semana los dos – ministro y candidato - coincidieron en el barrio "La Lucha", un sector enclavado frente a la avenida Rómulo Gallegos, donde los mosquitos, como lo definieron los vecinos en tono jocoso, pero con su arrastre de preocupación, "están como locos picando a todo el mundo".

Chacón y Montilla con sus equipos en mano – que no pesaban menos de 20 kilos – se unieron a las cuadrillas de trabajo y comenzaron a fumigar casa por casa.

Negar la impresión popular que arrojó la escena de ambos personajes sumados a las labores de fumigación es imposible. Al paso de los hombres los vecinos salían de sus hogares para observar y pedir que también entraran a sus casas. Ya no importaba si estaban a favor o en contra del proceso, ellos los aceptaban. Estaban en verdad fumigando, pero la imagen era la tremenda novedad: "míralo es Jesse" "En mi casa entró el ministro". Una señora mayor, con el rostro marcado por el tiempo y voz severa, permanecía a las puertas de su casa con los brazos cruzados, cuando el candidato pasó y con sequedad preguntó: "¿y tu estás pidiendo votos con eso? No, respondió Jesse, quiero eliminar los mosquitos, para que la gente no se enferme tanto con el dengue, no importa que a mi no me quieras, me importa que tu y los tuyos no se enfermen". La reacción fue automática, la dama se descruzó los brazos, terminó de abrir la estrecha puerta de su vivienda y sin más le dijo: "Pasa Jesse, entra a mi casa".

En "La Lucha" el ministro y el candidato se quedaron como cuatro horas trabajando, todas las conversaciones con la gente se hicieron por las rutas de la calle. Allí las vías son muy estrechas, no hay lugar para carros, solo para motos y bicicletas y en los callejones, ni siquiera éstas pasan.

En el municipio Sucre hay muchos barrios, se cuenta que pasan de dos mil, la mayoría está en Petare. Ahora que comienza la campaña, visitarlos todos será prácticamente imposible en sesenta días que restan, porque se tendría que ir diariamente por lo menos a 33. Pero en verdad la gente no quiere que "la campañeen" como dicen, solicita que se profundicen las soluciones con cronograma de atención en mano. "Para eso estoy yo aquí – dice Jesse Chacón – para emprender la verdadera transformación de Sucre y con una propuesta  de gestión socialista en colectivo que nos convertirá a todos en el modelo a seguir en Venezuela"


Web cargada por: José David Bello.